Hechizo sensorial Barcelona

En el tramo inicial de la calle Muntaner se encuentra este centro de masajes chinos, Hechizo Sensorial.

Al entrar al local, una mujer china de unos 35 años aprox. (María) me acompañó a una cabina situada al final del pasillo. Me sorprendió el número de cabinas (habían como 7) y lo bien cuidado que tienen las instalaciones.

Ya en la habitación, me desvisto y me tumbo en un 'tatami artesano' que ellos mismos han montado: 2 cajones de madera por los laterales y una tabla grande con agujero. Muy ingenioso y cómodo.

La chica empezó el masaje por la espalda y hombros. Fue bajando por la zona de los glúteos y piernas y seguidamente empezó por el otro lado.

Fue muy sugerente al ofrecer algunos extras. El masaje fue sensitivo y completo por 50€.

La masajista no es guapa ni tiene el mejor cuerpo, pero si te hace disfrutar de una hora de placer sin ningún tabú.