Luna: centro de masajes chinos

Pagar una hora de masaje chino por 20 euros es un chollo. Estuve todo el sábado buscando masajistas y de 60 euros no bajaban las ofertas.

Como la búsqueda no pintaba bien, me acerqué al centro de masajes Luna en el barrio de Gracia.

Llamo al timbre y tras un largo minuto de espera me abre la masajista y me acompaña a la primera cabina que hay en la entrada.

Me desvisto y me tumbo boca abajo en la camilla que tenía agujero para la cabeza.

Empieza el masaje con pasadas largas en la espalda, zona media (muy bueno) y finalmente piernas. Al girarme continúa el masaje en el pecho, se acuerda el suplemento y poco más que contar. Eso si, el masaje duró 45 min.

Si buscas un masaje con más entrega, mejor no vayas a Luna.