Experiencias en peluquerías chinas

Como viene siendo habitual, mi experiencia en estas peluquerías chinas fue maravillosa. El fin de semana pasado fue todo una improvisación. Un 'finde' muy ajetreado.

El caso es que a última hora del sábado por la tarde opté por acercarme a la peluquería Ciudad Romántica. Las instalaciones son correctas y la ubicación discreta, a pesar de haber un bar justo enfrente.

Entro al local, que esta vacío en ese momento. Una señora alta de unos 45 años me acompaña a una cabina y me dice que espere. Como en cualquier centro de estética chino, me desvisto y espero a la masajista que no tarda en venir.

Me tumbo boca abajo en la camilla y antes de empezar, la chica me quita los calzoncillos. ¡Empezamos bien!

En esta ocasión contraté una hora de masaje que disfruté en todo momento. Los rozamientos finales fueron mas que evidentes, dando paso a lo que todos os imagináis. ¡No tengo palabras!

El caso es que la experiencia con Jessica fue excepcional, motivo por el cual me animé a probar otra peluquería de chinitas.

Leyendo en varios foros me animé a probar Modas Jing de Diputació 333. Algunos foreros relatan muy buenas experiencias sobre una tal Tania.

Así que a primera hora del Lunes me asomé a esta peluquería china. Entro a la 'pelu' y pido una hora de masaje. En ese momento habían 3 chicas, una de pie y otras 2 jovencitas sentadas en el sofá que hay en la entrada.

Se levanta una de ellas y me acompaña a una cabina que hay al fondo a la izquierda. Me desvisto y me tumbo boca abajo. La chica era poco habladora, así que me relajo y dejo que ella haga su trabajo.

El masaje fue correcto aunque el tiempo no llego a los 50 minutos. Minutos antes de acabar me ofreció un 'masaje especial' por 20 euros el cual rechacé. No bajaba el precio, así que pasé del servicio y ella pasó de acabar la hora de masaje.

Eso si, la chica era muy guapa y su masaje valió la pena. Por mera curiosidad le pregunté como se llamaba y mira por donde, era la mismísima Tania.